Ir al contenido principal

Leer para vivir en Alcalá de Guadaíra

AYER tuve el placer de compartir una tarde con compañeros de trabajo interesados en el fenómeno de la lectura. 


Lo cierto es que me satisface y alegra encontrar un grupo de profesores interesados y crédulos aún en la fuerza de la palabra y de la lectura. Aprendí mucho de cada comentario, de cada sugerencia, de cada matiz a lo que trataba de trabar con mis argumentos. 
A todos ellos un saludo enorme y mi gratitud a los que organizaron y jalonaron la sesión. ¡Gracias!



Comentarios